domingo, 14 de septiembre de 2008

Sacrificios

Sacrificios humanos en Mesoamérica

"EN MESOAMÉRICA, EL SACRIFICIO HUMANO FUE UNA MANERA DE MUERTE RITUAL QUE PERMITÍA MANTENER LA VIDA Y PROLONGARLA DESPUÉS DE LA MUERTE, Y TENER LA IMPRESIÓN DE CONTROLAR UN UNIVERSO QUE SE PERCIBÍA COMO MUY INESTABLE"


El sacrificio humano en el mundo prehispánico fue una práctica religiosa que se realizaba en ciertos cultos de los pueblos indígenas de América. Aunque en muchas otras culturas de diferentes partes del mundo se practicaban estos sacrificios, los más reconocidos son los mesoamericanos. La práctica del sacrificio humano en las religiones indígenas fue una cuestión condenada por los europeos a su llegada a América en el siglo XVI. El sacrificio humano debe ser entendido en su contexto histórico y cultural, y no de modo

Estos sacrificios están documentados de manera muy desigua
l. Sabemos mucho más sobre el Posclásico que sobre los periodos anteriores y conocemos mejor el Posclásico del Altiplano mexicano que los de otras regiones. Para el Preclásico y el Clásico debemos conformarnos con los datos proporcionados por la arqueología y la iconografía, y con lo poco que dicen al respecto las inscripciones mayas. En cambio, para el Posclásico tenemos, además, una gran cantidad de fuentes escritas.
El Popol Vuh,
libro sagrado de los mayas-quichés, es muy interesante porque algunas variantes de los mitos que contiene se cuentan hasta nuestros días en varias partes de Mesoamérica, y porque, según especialistas, esos mitos aparecen en vasijas del periodo Clásico.


Esta informacion, junto
con muchos más elementos muestran la gran continuidad de las tradiciones religiosas de mesoamerica y si queremos comprender el sacrificio humano debemos apoyarnos en dichas fuentes, en particular las del Centro de Mexico.

En Teotihuacan, la gran metrópoli del Clásico, el sacrificio por extracción del corazón fue una práctica importante, como se observa en su pintura mural. Algunas estelas mayas de esa época ofrecen testimonios de sacrificios de reyes vencidos. La práctica de exponer los cráneos de sacrificados en pequeñas plataformas se observa en Huamelulpan, Oaxaca, a principios de nuestra era, y en sitios de periodos posteriores como Copán, Honduras, y Uxmal, Yucatán. Estos tzompantli alcanzarán grandes proporciones –mayores incluso que las de los posteriores de México-Tenochtitlan– en Tula, Hidalgo, y en el Chichén Itzá del Posclásico Temprano, lo cual sugiere un auge extraordinario en los sacrificios de guerreros.


Ejemplos encontrados
Se han encontrado entierros de individuos con víctimas sacrificadas pertenecientes, por lo menos, al Preclásico Medio. En un relieve de 700 a.C. localizado en Chalcatzingo, Morelos, se ve a probables
sacrificadores, disfrazados de seres sobrenaturales, que se dirigen portando mazos hacia un cautivo maniatado; el pene casi erecto de la víctima y una caña de maíz sugieren un sacrificio de fertilidad. En Izapa, Chiapas, en una estela de principios del Clásico se asocia el sacrificio por decapitación también con la fertilidad, como lo indican los hojas con granos que brotan del cuello cortado. En la costa del Golfo y en Chichén Itzá, en el Posclásico Temprano, y entre los aztecas, ya en el Posclásico Tardío, lo que brota del cuello como símbolo de fertilidad son serpientes.

La ideología del sacrificio

Para el Posclásico, el sacrificio humano era un rito que se había practicado por milenios; pero, ¿cómo se justificaban estas matanzas, a veces a gran escala? Los mitos y ritos del Centro de México y los de los mayas nos permiten comprender la ideología del sacrificio humano y desentrañar sus múltiples niveles de significación.

En la base de todo está la noción de deuda; es decir, cualquier criatura debe la vida a sus creadores. Asi qu debe reconocerlo y pagar dicha deuda; puede ser ofreciendo incienso, tabaco, alimentos oraciones o incluso su propia sangre, lo que representa una obligación mayor según un mito mixteco
.


Hubieron diferentes razones por las que los habitantes de diferentes culturas practicaban estos sacrificios, entre las que podemos encontrar:
  • Interés y buena fortuna: En la India, creen que los sacrificios humanos a los dioses pueden cambiar su fortuna. Existían sacrificios durante la inauguración de un edificio nuevo, como por ejemplo templos, puentes, pirámides, etc.
  • Preservación de relaciones en el otro mundo: En el caso de sacrificios que acompañaban la muerte de un rey, de un gran sacerdote y de líderes en general, éstos servían para dar compañía al difunto en el otro mundo. Los mongoles y varios monarcas mesoamericanos se llevaban consigo a la tumba gran parte de su casa, incluyendo criados y concubinos.
  • Adivinación: Los sacerdotes predecían el futuro a partir de los miembros y órganos del cuerpo de un preso o de un esclavo sacrificado. Según Strabo, los celtas apuñalaban a la víctima con una espada y adivinaban el futuro a partir de sus espasmos de muerte.
  • Desastre natural: Las sequías, los terremotos, las erupciones volcánicas, entre otras catástrofes naturales fueron considerados como una muestra de la cólera o del descontento de dioses. Los sacrificios eran realizados para tranquilizar la ira divina.
  • Justicia y cultura del espectáculo: En un combate ritual la víctima era sacrificada en una lucha contra un guerrero, como una desición de la justicia divina de quien debía ganar. Así mismo, parte de el espectáculo que generaban los juegos en roma, eran los sacrificios que se hacian al final del juego, al perdedor. El juego de pelota en Mesoamérica estaba ligado a la práctica de sacrificios humanos, aunque no sabía si se sacrificaba al perdedor, al ganador o a terceros.

Se considera que los primeros sacrificios fueron los de los mismo dioses para dar la vida a los hombres que depués poblaron la tierra.

Los dioses morían a través de las víctimas humanas y lo mismo ocurría con los sacrificantes, los que ofrecían a la víctima, ya fuera un guerrero cautivo, un esclavo comprado o un hijo.

La mayor parte de los sacrificios de hombres se realizaba a lo largo de los ciclos festivos de los meses del calendario solar y del calendario de 260 días, muchos de los cuales eran “aniversarios” de dioses. Las fiestas del año solar eran especialmente importantes porque en ellas se recreaban –de distintas formas, segun la ciudad– diversos aspectos de la cosmogonía mesoamericana: por ejemplo la expulsión del paraíso, la creación de la tierra y el nacimiento de Venus y del maíz, las migraciones de los pueblos en las tinieblas, el sacrificio del Sol y la Luna, su victoria en el inframundo. Después se recreaban la salida del Sol y la primera guerra efectuada para alimentarlo, fiesta que era al mismo tiempo la de la cosecha del maíz para los hombres y la cosecha de guerreros para el Sol y la Tierra. Para los nahuas morir significaba “tener parte con la Señora Tierra”


En estas celebraciones, todos lo dioses morian y nacían de nuevo; a exepción de la pareja creadora que no recibía culto por parte de los hombres También se creaban estrellas sustentadoras de la bóveda celeste
arrojando cautivos en hogueras, se erigían postes dos veces al año para evitar la caída del cielo, se pagaban las lluvias y cosechas obtenidas con ofrendas de bienes de todo tipo, etc.

Había otras ocasiones que requerían de sacrificios humanos...
  • Guerras y batallas
  • Desajustes del orden cósmico, como eclipses
  • Sequías, hambres, inundaciones
  • La expiación por ofensas en el culto a los dioses, como robo de objetos sagrados
  • Dejar escapar víctimas
  • Motivos personales, como cuando un padre que escapaba de la muerte ofrecía a su hijo en pago
  • La inmolación de acompañantes para los difuntos.

Participantes de los sacrificios

Los sacrificantes
Habían guerreros, mercaderes, artesanos ricos y otros particulares (representantes de calpullis o corporaciones), reyes. El estado que se hacía cargo del costo de las guerras a veces también ofrecía víctimas,las cuales eran parte del tributo de otras ciudades. Sin embargo, generalmente estas víctimas eran capturadas durante guerras de conquista o compradas por gente que recibian apoyo de su familia y del grupo al que pertenecían.


Los sacrificadores
Por lo general sacerdotes especializados, muy estimados por aztecas y mayas.
También se deben distinguir los grupos de ayudantes; por ejemplo los que se encargaban de mantener a la víctima y quienes extraían algo del cuerpo ( corazón, sangre, entrañas), los que manejaban el cuchillo que podía simbolizar la mano del dios o el rayo celestial.

Alimento de dioses
En algunas ocaciones los dioses se conformaban con la "escencia" de un muerto, es decir que el humo del corazón quemado, el vapor de la sangre mientras que los hombres comulgaban de la deidad o semideidad muerta. Aunque en ciertos casos se ofrecía a la victima en fuego (algo que sucedía en raras ocaciones), enterrándola en una cueva o pirámide o era lanzada a un remolino de un lago.Se puede considerar que en este caso el destinatario o, más precisamente, aquello de lo cual el dios era el ixiptla o representante: tierra, fuego, agua, etc., se comía directamente a las ofrendas humanas.

En algunas ocaciones el sacrificante conservaba restos de su víctima, como cabello (que contenía parte del calor vital y del "honor" del sacrificado. En el caso de los guerreros; se quedaban con el
fémur del muerto, el cual colgaba en el patio de su casa para proclamar su valentía y gozar de la protección de este “dios cautivo” (maltéotl) cuando iba a la guerra.

Enlaces relacionados
Conclusiones
Podemos concluir que los sacrificios humanos eran una parte muy importante para las culturas mesoamericanas ya que la mayoría de tenían un gran significado tanto político como religioso. Para los mesoamericanos, la sangre de los sacrificados significaba la vida; era un líquido que satisfacía la sed de los dioses. Puede decirse que el sacrificio humano mesoamericano fue una manera extraordinaria de utilizar todos los posibles sentidos de la muerte ritual, para mantener la vida y prolongarla después de la muerte, y para tener la impresión de que se controlaba un universo que se percibía como excesivamente inestable. La muerte se consideraba la continuación del ciclo cósmico porque ésta generaba vida liberando energía que era devuelta a los dioses.

Bibliografias
  • Graulich, Michel, "El sacrificio humano en Mesoamérica" en http://www.arqueomex.com/S8N5SacrificioEsp63.html última consulta 14/09/08
  • D'hermite, Lord loup "Sacrificios humanos rituales" en http://loupdhermite.awardspace.com/archives/2007/01/entry_330.html Última consulta 14/09/08
  • Martinez, Jose Luis, " America antigua" ed. SEP, Mexico 1976
  • López Austin, Alfredo, "Cuerpo humano e ideología", ed. UNAM, México 1980
  • Morley, Silvanus, " La civilización Maya" ed. Fondo de cultura, México 1947

5 comentarios:

pelotaequipo dijo...

Esta padrisimo su estilo y todo del blog, en verdad se esforzaron en hacerlo, solo que no entendi si todo lo isieron en una entrada, seria mehor separarlo, comenten el nuestro

Equipo1 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Equipo1 dijo...

El blog está bien, completo y con información basta. Cuidado con la ortografía y falta de acentos, empezando por el título principal que le faltan signos de admiración al principio y al final me parece que sobran unos cuantos. Tampoco entiendo muy bien si el trabajo fue hecho en una sola entrada. Al parecer sí, creo que eso falló un poco, pues un blog trata de tener una secuencia de subtemas escritos parcialmente en un cierto periodo de tiempo. Me gustó el contenido del blog, buen trabajo.

Sebastián dijo...

Es conveniente que el blog tenga varias entradas, para hacer más interesante la lectura. Además, se puede suponer que no hicieron las correcciones, pues sus compañeros, que también escriben con faltas de ortografía, les recomiendan que lo dividan en entradas. Se puede completar con encuestas. Los vínculos pueden ubicarse en un lugar que se vean más. Las conclusiones tienen un tamaño de letra muy pequeño, lo que dificulta su tamaño. La información es correcta. Bien

Ernesto dijo...

10